Servidor Intel con Debian, IPMI y software RAID (I)

Primera parte de una pequeña serie de artículos donde comentaré a modo de resumen los pasos seguidos para la configuración de un nuevo pequeño servidor Intel encargado de copias de seguridad e histórico, principalmente.

Empecemos por el hardware, esta es la lista de componentes:

  • Chasis Intel SC-5299DP
  • Placa base Intel S3210SHLX
  • Procesador Xeon X3220 Quad-Core 2.4 GHz 8MiB 1066 MHz
  • 4 GiB (2x2) Memoria Kingston DDR2 ECC 800 MHz
  • 2 x Western Digital Caviar Black 1 TB SATA HD

Una vez montado el equipo procedemos a arrancar con el CD de instalación que viene con la placa base. Esto es muy necesario servidores (al contrario que con equipos sobremesa donde es más opcional) para no sólo actualizar BIOS y demás sino para ajustar configuraciones como por ejemplo la del ventilador (sino está siempre al 100%!).

El CD de arranque carga un linux que autodetecta el hardware y utiliza la conexión a internet para descargar las actualizaciones de BIOS y diferentes firmwares. Es realmente un proceso tremendamente cómodo, lo echo a faltar en equipos sobremesa.

Arrancando de nuevo procedemos a la instalación de Debian 5.0 lenny. Utilizando la distribución amd64 de 64 bits para poder aprovechar convenientemente los 4 GiB de RAM del equipo sin problemas. La instalación es bastante estándar con un sistema mínimo para arrancar y a partir de ahi instalar los servicios.

En cuando a la partición de discos y la configuración sigo los mecanismos habituales de software RAID y LVM que ya he comentado por aquí anteriormente. Este equipo ha de acabar con 6 discos ya que sustituye a otro aunque de momento lo he colocado dos para la instalación. Resumiendo la instalación:

  • Partición de 250MiB al inicio de cada disco, combinadas en RAID 1, para /boot.
  • Resto de cada disco (casi 1000GB) en RAID 1 como disco físico LVM.
  • 4 volúmenes lógicos LVM de 2 GB cada uno para: swap, /home, / y /var.Y con esto concluimos la instalación inicial del sistema. Una vez finalizado reiniciamos la máquina y arrancamos el nuevo sistema instalado.